¿Compras omnicanal?

Cada vez es más patente la existencia del comercio minorista híbrido, en el que las líneas entre lo físico y lo digital, ya de por sí desdibujadas, se difuminan aún más, y las compras se vuelven una experiencia más interconectada.

Esto ha dado origen a una nueva mentalidad “sin compromiso” del consumidor, en la que las personas exigen lo mejor de los mundos online y offline en cada transacción comercial.

Las expectativas cada vez mayores de interconectividad entre estos canales representan para los minoristas el nuevo desafío de encontrar maneras de ofrecer la comodidad e inmediatez del mundo online dentro de entornos físicos.


Compartimos un informe muy interesante sobre cómo se está reinventando el comercio minorista para adaptarse a los deseos de los consumidores y volver más fluida su manera de comprar.

Para esta evolución, será crucial la integración de lo digital en los espacios offline, ya sea con tecnología que aumente la eficiencia de las compras en la tienda, elimine parte de la fricción asociada con las compras offline u ofrezca la oportunidad de empoderar y entusiasmar a los compradores.